Empresas Eficiencia Energética

Formación Auditor Energético
Empresas de Eficiencia Energética
Jornadas A3e
Publicaciones y Documentos

La nueva eficiencia energética. La solución digital.

Autor Gerardo Salvador Comino
Fecha 24/02/2019

Si usted nació en Madrid en 1970, sepa que en ese momento había 31 días al año en los que la temperatura alcanzaba los 32ºC. En 2017 esos 31 días se convirtieron en 54 días. Y según este estudio publicado por The New York Times, llegará a los 73 días en el año 2050.

Si la eficiencia energética es su campo de trabajo, ya sabrá que directa, o indirectamente, está también tomando acciones para frenar el cambio climático. La Unión Europea se está tomando este aspecto de forma bastante seria, ya que la reducción de las importaciones de energía, y la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero, están sobre la mesa como una de las prioridades de Bruselas.

No obstante, los márgenes de mejora son todavía bastante considerables, y los objetivos establecidos por la Comisión Europea responsable de energía, cambio climático y medio ambiente, no parecen ir en la línea deseada

 

Clima, CO2 y eficiencia energética

Según el informe “Second Report on the State of the Energy Union” presentado en 2017:

Las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea en el año 2015 estuvieron un 22% por debajo de los niveles de 1990, y a pesar de que ha habido una disminución, en parte por la desaceleración económica de la pasada década, la pendiente no es lo suficientemente pronunciada como para llegar al 80% de reducción que nos hemos impuesto para 2050.

Del mix de CO2, sigue siendo todavía la generación energética el mayor emisor de todos, por eso el importante foco en energías renovables, que compusieron un 16% del total de la energía consumida en Europa.

Las metas planteadas por la Comisión Europea para los próximos años se pueden resumir en: Eficiencia energética, energías renovables y gases de efecto invernadero.

Eficiencia energética

  • Año 2020. 20% de mejora en eficiencia energética.
  • Año 2030. 32,5% de mejora en eficiencia energética.

Energía renovables. Porcentaje de la energía de la UE que deberá ser de origen renovable

  • Año 2020. 20% de la energía de la UE deberá ser de origen renovable.
  • Año 2030. 32% de la energía de la UE deberá ser de origen renovable.

Disminución de emisiones de gases con efecto invernadero con respecto los niveles de 1990:

  • Año 2020. 20%
  • Año 2030. 40%
  • Año 2040. 60%
  • Año 2050. 80%

Si le preocupa un futuro Madrid con 73 días al año con más de 32ºC, la pregunta a formular es...

 

¿Qué agentes están provocando este nuevo paradigma?

Según la "International Energy Agency" el sector del transporte genera un 28% de la demanda energética global, y es responsable del 23% de la emisiones de CO2 por combustibles fósiles. En el año 2060 se prevé que la energía requerida por el transporte crecerá a 165 exajulios (dos veces el consumo actual) con un 36% debido a transporte de mercancías, y un 28% a vehículos de pasajeros.

La aviación por su parte sigue siendo uno de los más contaminantes, aunque también uno de los mejor monitorizados (casi un terabyte de datos en un vuelo promedio). El incremento del número de pasajeros cada año, hace que todas las mejoras en planificación de rutas para decrementar combustible, y la mejora en los materiales de la aeronave, no sean suficientes para contrarrestar la creciente popularidad del sector.

Por su parte los edifcios se llevan el 55% del consumo eléctrico total. A lo que si le sumamos que en China o India la demanda eléctrica en edificios crece a un ritmo superior al 8% por año, podemos presuponer que la estimación de la IEA de 20 Pwh de consumo en edificios para el año 2040 puede convertirse en realidad.

La industria, a pesar de ser uno de los más avanzados en cuanto a control, se sigue llevando el 38% del consumo de energía, siendo responsable de casi un cuarto de las emisiones de CO2.

Y por último los data centers, responsables de 194TWh de energía eléctrica en 2014, y con una previsión de la "International Enegy Agency" para que esta cifra se multiplique por tres en el año 2020.

 

Nuevos aliados. La solución digital.

Ante este panorama, una de las soluciones más inmediata, es la de digitalizar la energía para mejorar la sostenibilidad. ¿Por qué este término? Pues porque con el concepto de usar y tirar de la energía, hemos incurrido en los problemas expuestos al comienzo del artículo. Analizar la información energética, y decidir de forma rápida, es una de las salvaciones posibles para frenar el cambio climático.

La mayoría de objetos consumidores ya se encuentran conectados a Internet. Incluso los contadores ya son digitales. Se prevén en España 200 millones de smartmeters para electricidad, y 45 millones para gas en el 2020. Esto permite acceder de forma fácil a la información, para generar redes que puedan gestionar de forma inteligente oferta y demanda, incrementando la eficiencia energética.

Hasta ahora los operadores que usaban softwares de monitorización, lo hacían de forma pasiva. Pero en el futuro será el propio sistema el que controlará y actuará de forma independiente, para poder actuar de forma instantánea, y garantizar el mínimo consumo posible.

En el transporte: la optimización de rutas, la disminución de la demanda de combustible de los vehículos con mejores tecnologías, y el mejor aprovechamiento del espacio en las ciudades, permitiría nuevas oportunidades de negocio y una disminución muy signficativa de las emisiones.

La apliación de soluciones digitales en logística, para dotar de monitorización con feedback al conductor, y la comunicación entre vehículos, podría reducir la energía usada en trasporte terrestre entre un 20 y un 25%, según el informe publicado por la IEA “The future of trucks”

En edificios tendríamos el ejemplo de: sistemas de iluminación, termostatos, algoritmos de predicción de los comportamientos de usuario, y electrodomésticos que hablan entre ellos para reutilizar la enegía.

En industria los sensores llevan ya varias décadas de evolución incesante detectando ahorros y mejorando los consumos. Pero los robots industriales serán la próxima revolución en materia de mejora en la eficiencia. Así como la impresión 3D, pudiendo producir bajo demanda y reducir los tiempos de fabricación y espacio de almacenamiento. De esta manera podremos consumir únicamente la energía en la fabricación de productos que se van a vender y utilizar.

Blockchain es otra de las revoluciones. En la red eléctrica la compartición de energía entre usuarios hará que los excedentes de energía se puedan consumir por otros vecinos, aumentando el aprovechamiento de los sistemas de generación, lo que cambiará para siempre la red eléctrica tal y como la conocemos.

 

La solución digital no obstante es sólo una herramienta, que sin una política adecuada en legislación, sin una implementación correcta por parte de las empresas, y sin una educación y concienciación a la ciudadanía, podría no garantizar, que Madrid sufra un incremento de 42 días con más de 32ºC, respecto 1970.

 

Gerardo Salvador es socio fundador de Seinon y Ecommaster y miembro del Consejo Directivo de A3e.

 

 

 


 


Gerardo Salvador Comino
24/02/2019 a las 15:23 horas


0 Comentario(s) en esta entrada. Ver comentario(s)

Comentar esta entrada

No acepta entidades HTML ni enlaces.
El comentario será enviado al administrador para su aprobación antes de ser posteado.

Comentarios

No hay comentarios hasta la fecha.

A3e Participa en

Farma Forum 2020
GENERA 2020 - Feria Internacional de Energía y Medio Ambiente

A3e Colabora en: Eventos del Sector

Premios a la innovación y tecnología para la eficiencia energética en la era digital
VI Congreso Smart Grids
Genera Latinoamérica 2019

Política de cookies